La educación a distancia en Primaria ¿Es posible?

La educación a distancia lleva tiempo entre nosotros: universidad, grados, cursos online… Y siempre va ligada a estudios superiores o a edades «adultas».

La pandemia en el curso 2019-2020 supuso un reto al que, posiblemente, nadie estaba preparado. Según Francés Parra (2021), muchos docentes se encontraban en esa situación (en la que me incluyo). No obstante, algunos consiguieron adaptar su metodología a este nuevo escenario educativo favoreciendo el aprendizaje de su alumnado.
Ese cambio fue un camino duro en el que el trabajo en equipo entre docentes y docentes-familia fue indispensable.

Esto lleva a hacerse la siguiente pregunta ¿Es posible la educación online en primaria? Atendiendo a las palabras de Francés Parra (2021), durante el periodo de confinamiento la respuesta sería sí. Sin embargo, se debería profundizar en el concepto de educación a distancia.

Según García Aretio (1999), la educación a distancia es toda aquella que utiliza medios telemáticos para ser impartida, realizar el proceso de enseñanza y aprendizaje junto con la evaluación. Entre ellos se destacan la educación por correspondencia, la enseñanza multimedia y a la actual, la enseñanza telemática, la cual se realiza mediante herramientas digitales como las plataformas tipo EVAG, Moodle, Classroom, Zoom, etc.

Ante esta definición se puede entender que aunque hay un intercambio de información y se produce un aprendizaje, no se desarrollan relaciones sociales, la cual es un principio constructivista base para la formación en la etapa primaria.

De hecho, Barboza y Farfán (2021) opinan que, en la Educación Primaria, solo se debe tomar esta medida en casos excepcionales, como en el confinamiento, ya que se pretendía controlar la propagación de la pandemia de Covid-19. Además, estas autoras añaden que en los momentos que se aplique la educación a distancia, la acción tutorial debería ajustarse al nuevo escenario de enseñanza, favoreciendo un aprendizaje individualizado y personalizado.

Estas autoras defienden su idea, apoyándose en las teorías de Piaget y Vygotsky, las cuales explican que, para que se desarrolle un individuo, se debe trabajar las habilidades sociales en la interacción con el medio.

Llegados a este punto, se va a responder a la pregunta ¿se debería ofrecer la educación a distancia en primaria? La respuesta rápida debería ser no, ya que carece del principios psicopedagógico y constructivista de la socialización.
Sin embargo, teniendo en cuenta los contextos, la educación a distancia es útil en pequeños periodos de tiempo siempre que exista una justificación de peso.

Se quiere recordar que la socialización en la etapa Primaria es un elemento indispensable y se la incluye en el artículo 2 «fines» de la LOMLOE, donde se la establece como un elemento indispensable del desarrollo integral tanto a nivel académico como personal del alumnado.

Referencias Consultadas:

  • Barboza, N. y Farfan, E. (2021). Aprendizaje colaborativo en educación a distancia en estudiantes de Educación Primaria. Visitado el 12/08/2022:https://repositorio.umch.edu.pe/bitstream/handle/UMCH/3221/181.Barboza%20y%20Farf%c3%a1n_Trabajo%20de%20Investigaci%c3%b3n_Bachiller_2021.pdf?sequence=1&isAllowed=y
  • Francés Parra, C. (2021). La evaluación y el feedback mediante la educación a distancia en Educación Primaria: expectativas del profesorado. Evaluación online y profesorado. Revista de neuroeducació, Vol. 1, Nº. 2, 2021, págs. 89-90
  • García Aretio, L. (1999). Historia de la Educación a Distancia. Revista Iberoamericana de ecuación a distancia. Vol 2, Nº1, junio, 1999.
  • Lorenzo Martín, M. (2000). Enseñanza a distancia y educación a distancia ¿de qué estamos hablando?. Cuadernos de Investigación Educativa, Vol. 1, Nº. 6, 2000, págs. 7-10

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *